MARTÍ

MARTÍ

José Julián Martí Pérez, maestro, escritor, poeta, apóstol, profeta, patriota y revolucionario, organizador y guía de la Guerra Necesaria contra los colonialistas españoles en 1895. Siempre estás en nuestros corazones y en todas las batallas por nuevas victorias de la Patria y de los humanos que habitan en el planeta.

Te rendimos homenaje en ocasión del aniversario 170 de tu nacimiento, ocurrido el 28 de enero de 1853. Destacamos que fuiste en tu centenario el autor intelectual del asalto al cuartel Moncada, acción  realizada el  26 de julio de 1953, que marcó el inicio de la última y definida guerra por la independencia de tu amada Cuba.

Tu pueblo te admira, siente un gran orgullo de que seas su Héroe Nacional, te considera con mucha razón, el más universal de sus compatriotas, por tu cultura y tu convicción de transformar el mundo, para hacer realidad tu postulado de que “Patria es Humanidad”.

Desde que caíste en combate en Dos Ríos el 19 de mayo de 1895 con solo 42 años, vives en el corazón de tu pueblo, porque como se expresa en nuestro Himno Nacional, morir por la Patria es vivir, y tu fecundo quehacer de justicia es fuente de inspiración para todo el que sueña y lucha por un mundo mejor.

Cuando fuimos a tu mausoleo, después de ver la ceremonia militar en la que allí se rinden honores a ti, a tu mejor alumno Fidel Castro, al padre  y madre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes y Mariana Grajales, observamos cómo penetraban los rayos solares donde descansan tus restos, entonces recordamos tu verso:

No me pongan en lo oscuro,

 a morir como un traidor,

 yo soy bueno y como bueno,

 moriré de cara al sol .

También pudimos apreciar que frente a tu imagen está un ramo de flores blancas y la bandera cubana cubriendo el nicho donde tú descansas, y entonces vino nuestra mente otro de tus hermosos versos:

Yo quiero cuando me muera,

Sin Patria pero sin amo,

Tener en mi tumba un ramo,

De flores y una bandera.

Ahora te decimos que tus ideas y principios por los cuales ofrendaste la vida se abren pasos para promover y conquistar con todos y para el bien de todos un futuro luminoso de la humanidad en el que reine la hermandad, la solidaridad, el bienestar y la felicidad de los habitantes del planeta.

Ir a la fuente
Author: