La grandeza del profe Arístides Pérez Pérez

La grandeza del profe Arístides Pérez Pérez

Todos se aproximan a él. Le llaman “profe” con un respeto más que solemne. Me refiero al Teniente Coronel pensionado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Arístides Pedro Pérez Pérez, especialista de primer y segundo grado en Medicina Interna, Doctor en Ciencias Médicas, Profesor Titular y Consultante e Investigador Auxiliar, cuya vida ha estado ligada al Hospital Militar Dr.Joaquín Castillo Duany de Santiago de Cuba; institución que arribó en enero de 2023 a sus 60 años de fundada.

Contar con su testimonio constituye una oportunidad invaluable, mediante la cual Sierra Maestra se aproximó a su trayectoria profesional y personal:

“Soy de origen campesino; realicé el preuniversitario en Holguín, donde me vinculé a la lucha revolucionaria a través del movimiento clandestino de la ciudad. Tras enero de 1959 participé en las transformaciones de la organización juvenil que posteriormente sería la UJC, integrando su dirección en la Universidad de Ciencias Médicas. Formé parte de las milicias tras mi paso por el Hospital de Combate holguinero. Fui miembro graduado en 1968, del segundo grupo de estudiantes de Medicina en los inicios de la escuela.

“Me desempeñé como alfabetizador del primer grupo Conrado Benítez en Sagua de Tánamo. En 1965 solicité mi ingreso a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, como el primer colectivo de estudiantes de Medicina que nos asociamos a las FAR.

“En 1968 asumí el cargo de Jefe de Servicios Médicos de División en Angola, y luego regresé a Cuba donde me traslado al Hospital Militar, para efectuar la residencia en Medicina Interna, graduándome en primer grado de esta especialidad en el año 1974. Ocupé aquí la dirección de esta especialidad, y de Ciencias Clínicas, además de que al inicio asumí el cargo de Jefe de Urgencias.

“Resulté elegido como candidato Doctorante en la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviética, donde radiqué en el Instituto Central de Cardiología por mis resultados investigativos. Uno de los primeros estudios era acerca de tratamientos novedosos para la cardiopatía isquémica, desde los conocimientos de Cardiología y Medicina Interna, además que de estudiante siempre fui Alumno Ayudante de Cirugía.

“De retorno al país de la URSS fui Vicedirector Clínico y me hice Profesor Titular, en el rol de Director del Consejo Científico del Hospital Militar. También cumplí misión Internacionalista en Yerba de Guinea. Formé parte de la dirección del PCC, fui Presidente del Tribunal de Honor de los Oficiales hasta mi retiro, miembro del Citma, secretario formador de grados científicos en Ciencias Médicas durante una década y dirigí el Consejo Provincial de Sociedades Científicas de la Salud hasta reciente fecha”.

Para el profe Arístides Pedro Pérez lo más grande de su obra no se expresa en sus 38 medallas, sino en la posibilidad de haber contado con compañeros de trabajo excepcionales en el Hospital Militar Dr. Joaquín Castillo Duany de Santiago de Cuba, y en el honor de garantizar la superación de tantos profesionales de la salud.

Ir a la fuente
Author: