Luis Andrés Bravo, cooperante del año de la Fundación Cione Ruta de la Luz

/COMUNICAE/

Emocionado y agradecido, recibía su premio, de manos de la gerente de la Ruta de la Luz, Cristina López-Mora, en el stand de Cione en ExpoÓptica

Luis Andrés Bravo recibió, en ExpoÓptica, su premio como cooperante del año 2023 por parte de la Fundación Cione Ruta de la Luz, fundamentalmente -aunque no solo- por su labor en el proyecto que la Fundación llevó a cabo en Diembering (Senegal), en colaboración con Dentistas Sobre Ruedas y con la Fundación Gomaespuma.

«Para la Ruta de la Luz es un placer entregarle a Luis Andrés Bravo la distinción como cooperante del año por su buen hacer, por su generosidad, por su capacidad de trabajo enorme, bajo cualquier circunstancia, y por lo fácil que le pone siempre las cosas a la Fundación», le dijo la gerente de la Fundación, Cristina López-Mora, de manera previa a la entrega de la hermosa bola del mundo de cristal que identifica el premio. La gerente destacó la gran calidad humana y profesional de Luis. «Es un orgullo para la Ruta de la Luz entregarte este premio, pero más lo es que permanezcas con nosotros muchos años más», añadía.

Emocionado, en presencia de su familia y amigos, y de responsables de Cione Óptica y Audiología, Luis afirmaba en el stand de Cione en ExpoÓptica que «la bola del mundo del premio representa que hay muchas personas con problemas visuales en muchos países, y que la Ruta de la Luz puede llegar a ellos y solucionárselos», decía.

Luis Andrés Bravo aseguraba que, como suele decirse en cooperación, «de cada misión óptica, siempre te traes más de lo que das».  Según Luis Andrés, «no importa el esfuerzo físico y mental que haces cuando cooperas; se te olvida cuando ves que tu trabajo ayuda a la gente y que soluciona problemas reales que tienen, y aún importa menos cuando eres consciente de que sin la labor de la Ruta de la Luz, estas personas no tendrían ninguna posibilidad de mejorar su salud visual». Por todo ello, asegura que su labor como cooperante ha hecho que su corazón sea «casi tan grande como la bola del mundo que simboliza el premio».

Luis lleva 35 años trabajando como óptico. «Siempre quise hacer cooperación, pero nunca me atreví. Gracias a Cristina López-Mora, me decidí a emprender mi primera misión óptica, hace tres años. Fue en Bolivia. Desde entonces, es algo esencial en mi vida», señalaba, para terminar agradeciendo su paciencia, comprensión y apoyo a su mujer, Eva del Amo, y a su familia.

El proyecto de Diembering (Senegal)
La Fundación Cione Ruta de la Luz realizó este proyecto en diciembre de 2023, en colaboración con la Fundación Gomaespuma y con Dentistas Sobre Ruedas. Se financió, en parte, gracias a la I Exposición Solidaria ‘Miradas del Mundo’ celebrada en el círculo de Bellas Artes en el año 2022.

La población de Diembering no tiene acceso a protección solar visual, ni tampoco a revisiones oculares. Por lo tanto, hay una altísima incidencia de pterigios (crecimientos anómalos de la conjuntiva), cataratas precoces, leucomas corneales periféricos en anillo y traumatismos oculares sin tratamiento, aparte de afecciones como sequedad ocular, irritaciones y conjuntivitis por falta de higiene.

Los voluntarios de la Ruta -el propio Luis Andrés y Ángel Guzmán- llevaron a cabo 389 revisiones visuales a una población francamente desfavorecida y sin acceso a la salud visual. Finalmente, se entregaron 167 gafas graduadas nuevas y hechas exprofeso para cada caso, y 100 más premontadas, estas últimas antes de que la expedición regresara a España.  Además, se entregaron también 200 gafas de sol, a personas que lo necesitaban.

En esta misión óptica intervinieron voluntarios la Fundación Gomaespuma y Dentistas sobre Ruedas, que además de apoyar la acción, también han llevado a cabo tareas en otros aspectos, sanitarios, educativos o en materia de infraestructuras.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: