Las redes sociales arrasan a las apps de comunicación: TikTok triplica en tiempo de uso a WhatsApp en 2022

/COMUNICAE/

Qustodio presenta su estudio anual en el que analiza las tendencias y el uso digital durante 2022 por parte de los menores de entre 4 y 18 años de España, Estados Unidos, Reino Unido y Australia.

La plataforma líder en seguridad online y bienestar digital para familias, Qustodio, ha presentado su estudio anual sobre los hábitos digitales de los menores. Bajo el título, ‘De Alpha a Zeta, educando a las generaciones digitales’, este informe analiza la información anónima proporcionada por 400.000 familias con hijos de entre 4 y 18 años en España, Estados Unidos, Reino Unido y Australia durante 2022. Además, también incorpora un análisis sobre la influencia de la tecnología en el ámbito familiar, estudiando el perfil digital de los padres, a través de 1.617 entrevistas personales, y los problemas que causa el uso de pantallas en el hogar.

El estudio sobre el comportamiento digital de los menores se ha realizado sobre cinco categorías: plataformas de vídeo, redes sociales, aplicaciones de videojuegos, aplicaciones de educación y aplicaciones de comunicación. Este exhaustivo análisis permite ofrecer una visión completa del perfil online de los más jóvenes, que el año pasado pasaron 4 horas de media diaria conectados a las pantallas fuera de las aulas, las mismas que en 2021.

Consolidación de las plataformas de streaming
En cuanto al tiempo de uso por categorías, durante el año pasado, las herramientas de vídeo online aumentaron su tiempo de uso entre los menores de edad a nivel global un 18,4% con respecto a 2021, pasando de 38 a 45 min/día. En España el crecimiento fue más moderado, de un 7%, variando de 28 a 30 min/día.

YouTube sigue siendo la plataforma favorita de los más jóvenes de la casa tanto a nivel global como en España, con un 73% de popularidad y un tiempo de uso diario de 44 min/día, por los 41 min/día de 2021, justo por delante de Netflix, que en 2022 se mantuvo en los mismos 41 minutos diarios de media que en 2021.

En cuanto a crecimiento, Amazon Prime es la que más ha aumentado en popularidad en 2022, llegando hasta el 22% y escalando hasta la tercera posición entre las plataformas con mayor tiempo de uso (40 min/día), por delante de Disney Plus (39 min/día) y Movistar Plus (29 min/día).

Por el otro lado, el tiempo de uso de Twitch desciende ligeramente, de 20 min/día en 2021 a 18 min/día en 2022, tras el enorme crecimiento que experimentó en 2020 cercano al 150%.

Crecimiento de las redes sociales
Si las redes sociales fueron las grandes protagonistas de 2021, el año pasado no se quedaron atrás. Su tiempo de uso ha vuelto a crecer, un 12% a nivel global, pasando de 50 a 56 min/día. En el caso de España el aumento ha sido del 7,7% al pasar de 52 min/día a 56 min/día.

La red social estrella ha sido TikTok, cuyo tiempo de uso se ha disparado a nivel global, pasando de 91 min/día en 2021 a 107 min/día en 2022. Por su parte, en España ha crecido un 20%, desde los 80 min/día de 2021 hasta los 96 de 2022.

Instagram se consolida como la segunda red social más utilizada por los menores españoles, con 56 min/día, mientras que a nivel global esa posición la ocupa Snapchat, con un tiempo de uso de 72 min/día. En España, Snapchat se coloca en la tercera posición (21 min/día), por delante de Facebook (20 min/día) y Twitter (10 min/día). Muy llamativa es la gran escalada que ha experimentado Facebook en España entre los más jóvenes, que han pasado de dedicarle 5 minutos al día de media a 20.

Baja el uso de las aplicaciones de comunicación
Fruto del auge de las redes sociales, el tiempo de uso de las herramientas de comunicación se ha reducido en 2022 en los cuatro mercados analizados en un –23,9%, pasando de 46 a 35 min/día. De los cuatro países analizados, España es donde menos ha bajado su uso, con un -20%, pasando de 30 a 24 min/día.

Como ocurre con los adultos, WhatsApp es la app de comunicación más utilizada por los menores españoles, pero su tiempo de uso ha caído considerablemente respecto a 2021: de 41 min/día a 32 min/día. Tras ella, Discord se consolida como la segunda aplicación más usada (19 min/día), por delante de Teams (13 min/día), Skype (6 min/día) y Google Duo (6 min/día).

El amor por los videojuegos se mantiene
El tiempo dedicado a los videojuegos se ha mantenido sin variaciones y en España su tiempo de uso se ha afianzado en 28 min/día, la misma cifra que en 2021.

Roblox ha incrementado su popularidad a nivel global, que crece hasta un 59%, tres puntos más que en 2021, así como su tiempo de uso, que pasa de 173 a 180 min/día. En España también ha aumentado, pasando de 145 min/día en 2021 a 155 min/día en 2022. El TOP5 de los videojuegos más usados por los menores españoles lo completan: Brawl Stars (28 min/día), Clash Royale (24 min/día), Stumble Guys (23 min/día), novedad en el podio este año, y Clash of Clans (17 min).

Descenso de uso de las plataformas educativas
Tras el auge experimentado por culpa de la pandemia, en 2022 se ha reducido a la mitad el tiempo de uso que los menores dedican a las plataformas educativas en España, pasando de 12 min/día en 2020 a 6 min/día en 2022, una tendencia mucho más acusada que a nivel global, donde su uso ha decrecido un -12,5%.

A nivel nacional, Smartick continúa en el primer puesto como la herramienta educativa más usada y es la única que ve aumentar su tiempo de uso, pasando de 26 min/día a 29 min/día. Tras ella, se encuentran: Kahoot! (13 min/día), Duolingo (10 min/día), Quizlet (9 min/día) y Photomath (6 min/día).

Tecnología y familia: la convivencia digital
Al analizar el perfil digital de los padres, el informe refleja que los adultos también tienen problemas para gestionar el tiempo que le dedican a las pantallas, tal y como reconoce el 48% de los padres encuestados con hijos de entre 5 y 15 años. Un dato que se dispara hasta el 56% entre los padres más jóvenes, de 25 a 34 años.

Sin embargo, el 76% de los padres no emplea ninguna herramienta para reducir el tiempo que dedican a la tecnología, pese a que el 52% reconoce que le quita tiempo para estar con su familia. Todo ello provoca que la tecnología sea un foco de problemas en casa: un 15,6% de los padres encuestados asegura que el uso de las pantallas genera problemas diarios en su hogar y el 34% afirma que los sufre una o dos veces a la semana.

El 80,5% de los padres cree necesario supervisar el uso que hacen sus hijos de la tecnología, porcentaje que varía entre los padres de 25-34 años (87%) y los de 55-65 años (72%). 

En cuanto a la comunicación familiar en torno a la tecnología, el 47% de los padres habla habitualmente con sus hijos sobre los riesgos que conllevan las pantallas y el 53% asegura que se entera de los hobbies digitales de sus hijos conversando con ellos. Sin embargo, un 46% reconoce que se mantiene al tanto a través de otros padres y un 40% retira los aparatos digitales de los menores durante ciertos momentos del día.

Para Eduardo Cruz, CEO y co-fundador de Qustodio, «el mundo online cada vez adquiere más importancia en la vida de los menores y los padres no deberían vivir al margen de ello, ya que está adquiriendo más importancia en su educación y desarrollo social y académico».

¿Cómo evolucionará el uso digital de los más jóvenes?
Aunque los cambios tecnológicos son continuos, se prevé que entren en vigor nuevas regulaciones que ayuden a lograr un equilibrio digital en las redes sociales. Como consecuencia de su éxito, las aplicaciones de comunicación por vídeo irán perdiendo fuerza ya que muchas de las principales herramientas sociales ya ofrecen esa opción.

Por otro lado, las grandes corporaciones de la industria del videojuego van a dar pasos hacia la realidad virtual y el metaverso, ofreciendo a los jóvenes experiencias inmersivas, mientras que los recientes cambios en el sector de las plataformas de streaming hacen prever un año volátil en el sector del vídeo online.

Por último, el uso de dispositivos personales para completar las tareas formativas disminuirá a medida que los colegios incorporen herramientas de educación online.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: