Las expertas en belleza de Medik8, Byoode y Ambari revelan cuánto tiempo necesita un cosmético para hacer efecto

/COMUNICAE/

Antes de juzgar un producto y creer que no es para una, hay que saber que todo necesita su tiempo de reacción

Se va a una farmacia y dan unas muestrecitas de esto y de aquello. Se compra una crema que viene acompañada de unos sachets y ahí suelen surgir dos opciones: se prueba ese mismo día o se guarda para cuando se necesite un formato pequeño en algún viaje. Sea como sea, el objetivo de que se pruebe ese nuevo producto es que guste y convertirse en una enamorada de esa marca o de ese producto en concreto. Sin embargo, ¿no ver el efecto que defiende el producto con un sobre de muestra significa que el producto no cumpla con su promesa? ¿Qué se termine ese sachet sin haber rejuvenecido diez años implica que ya no tenga que gustar ese cosmético? Varias expertas dan las claves de estos temas y, así, poder dilucidar si se puede fiar de un ‘sample’ para introducir un nuevo producto en una nueva rutina facial.

¿Es suficiente una muestra para ver el efecto en la piel?
«Es una pregunta difícil, porque la respuesta es tanto sí, como no», confiesa Raquel González, cosmetóloga y directora técnica de Perricone MD. «Esto obedece a que se puede ver el efecto flash del producto y si gusta la sensación que produce en la piel, su olor, aroma, textura, etc.», añade la experta. Sin embargo, «es casi imposible que de una muestra se pueda sacar conclusiones sobre el beneficio del cosmético a medio o largo plazo. Los efectos reales de un cosmético en la piel se ven a partir de los treinta días de uso y podríamos decir que no se ve sus efectos totales hasta pasado casi un año», añade Estefanía Nieto, directora técnica de Medik8.

Por ello, los nuevos cosméticos se formulan teniendo en cuenta diferentes aspectos. «Por un lado, se trabaja para que el cosmético tenga un efecto flash sobre la piel: que la deje suave, luminosa y con cierto acabado similar al que el producto puede producir en la piel a largo plazo», sostiene Sonia Ferreiro, cosmetóloga y biotecnóloga en Byoode; y, por otra parte, «se busca una cosmeticidad perfecta: que el producto sea agradable de olor, textura y acabado en la piel», suma Marta Agustí, directora técnica de Boutijour.

¿Por qué son tan pequeñas? ¿Son suficiente?
Es de considerar que la mayoría de las muestras que ofrecen las marcas cosméticas contienen de 1ml a 3ml de media. ¿Es suficiente? «Es lo bastante como para saber si el acabado y la experiencia de uso es positiva y, aparte, sirve para ver una ligera aproximación de lo que podríamos obtener a largo plazo», sostiene Mireia Fernández, directora técnica de Omorovicza. También, la durabilidad de la muestra dependerá del producto. «Estos mililitros durarán más o menos según la categoría del producto. En un limpiador, igual da solo para una aplicación, pero eso es suficiente para demostrar su eficacia. En un sérum, podrá durar de dos o tres días a una semana, permitiéndonos convencernos más acerca del producto», sostiene Isabel Reverte, directora técnica de Ambari. «Las muestras que más suelen cundir son las de contorno de ojos, ya que tienden a contener la misma cantidad que las de otros productos, pero aplicamos mucha menos cantidad de producto en esta zona», cuenta como curiosidad Ana Yuste, experta en cosmética y asesora en Purenichelab.com.

La venta de los packs de muestras: una tendencia en auge
Casi todas las marcas suelen regalar sus best-sellers en formato sachet con sus compras, tanto en las ventas a través de websites como en puntos de venta físicos. Pero, aparte, hay una tendencia que va en aumento: la venta de dichas muestras en ocasiones muy concretas. Esta es una herramienta más que útil para las marcas nuevas que necesitan dar a probar su producto. Un ejemplo lo se tiene en la firma Byoode que, como comenta su cosmetóloga Sonia Ferreiro: «están disponibles en un pack por un módico precio que, además, si luego se hace el pedido de alguna de las referencias, se verá descontado en la misma cantidad que se había invertido en la compra de los sachets».

El pack de muestras de Byoode contiene 8 sobres de Super Green Poem, Adzuki & Ragi Fantasy, Golden Eye Dream, Lotus & Spirulina Romance, Hyaluronic & Okra Allegory, Watercress & Cooper Lyric, Hyaluronic & Okra Allegory, Brightening Sprouts Ecstasy, Light Cream SPF30 Harmony. 15 € en Byoode.com (nota al editor: web presente en AWIN, SKIMLINKS y THE MONETISE para afiliación). 

Las minitallas, un paso más allá
Después de los sachets, se encuentran también las mini-tallas. «Tienen un tamaño superior al de los sachets, pero bastante inferior al tamaño final del producto general. Permiten más días de uso y se suelen regalar cuando se quiere que el producto se pruebe más tiempo», expone Raquel González, cosmetóloga y directora técnica de Perricone MD. «También se venden muchas veces como talla de viaje, lo cual resulta bastante cómodo», concluye Estefanía Nieto, de Medik8.

Minitallas no disponibles para su venta de Crystal Retinal, de Medik8, el suero antiedad con retinal, 11 veces más potente que el retinol, vitamina C, ácido hialurónico y ceramidas y Cold Plasma Plus+ Advanced Eye Cream, de Perricone MD, que cuenta con tripéptido de cobre, Omegas 3, 6 y 9 y Vitamina C Ester, trata y mejora drásticamente la apariencia de ojeras, hinchazón, patas de gallo, líneas finas y pérdida de firmeza. 

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: