Las empresas se preparan para la guerra contra el plástico

/COMUNICAE/

En los últimos años se ha incrementado el número de empresas, marcas y compañías que ofrecen alternativas más respetuosas con el medio ambiente. Según Diego Cordido, CEO de Agua enCaja Mejor – la primera marca de agua envasada únicamente en cartón en España – «las empresas tienen que dar ejemplo a la sociedad»

La llegada del nuevo año supondrá que, desde la última campanada, las empresas se vean obligadas a cumplir con la Ley de residuos y suelos contaminados para una economía circular, más conocida como ‘Ley del plástico’ por las restrictivas medidas que se imponen a este material. El veto a la comercialización de determinados plásticos de un solo uso, más obligaciones para los productores como dos nuevos impuestos verdes o el objetivo de eliminar el 20% de las botellas en 5 años son algunos de los aspectos que más alarman a las empresas.

España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor demanda de plásticos, donde el 50% de los mismos acaban en vertederos. Esta ley, que llega tarde a instancias de Europa, pretende revertir esa situación y alcanzar las metas fijadas en Bruselas, y parece ser solo la antesala de futuras legislaciones que cada vez serán más severas para el plástico, el reciclaje y la generación de residuos.  Por eso, cada vez son más las compañías que se anticipan a la guerra contra el plástico y deciden usar materiales alternativos y reciclados para sus envases.

La industria de las bebidas embotelladas es, sin duda, uno de los sectores que están en el punto de mira. Según Diego Cordido, CEO de Agua enCaja, «las empresas son las primeras que tienen que dar ejemplo en materia de sostenibilidad para que la sociedad trate de reducir el uso del plástico en su vida cotidiana. Hoy en día, existe la posibilidad de comprar cualquier cosa en envases reciclados y sostenibles».

Agua enCaja es la primera marca de agua envasada únicamente en cartón en España, que nació en 2017 con el objetivo de lograr una alternativa más ecológica y sostenible al plástico. Su packaging está fabricado con recursos renovables, procedente de bosques naturales -contando con el certificado FSC- y es 100% reciclable, representando CERO emisiones de CO2 a la atmósfera.  Además, el poco plástico que usa para el tapón es de origen vegetal, proveniente del aceite de pino.

Como ella, en los últimos años ha proliferado el número de marcas, compañías y empresas que, por obligación, necesidad o responsabilidad con el planeta, ofrecen alternativas más respetuosas con el medio ambiente para todo tipo de productos.

Y es que los datos no dejan lugar a dudas; el agua envasada en cartón contiene un 80% menos de plástico que las botellas convencionales. Además, los envases de cartón tardan mucho menos que el plástico degradarse.

Es un claro ejemplo de cómo las empresas tienen que adaptarse a un entorno en constante cambio, ya que son conscientes de que la concienciación por la cantidad en uso y consumo de los plásticos en la rutina diaria se ha disparado. Comercios e industria afrontan ahora el reto de introducir productos y materias primas reutilizables en sus procesos de producción para mitigar el impacto negativo que ejercen sobre el medio ambiente, si no quieren verse afectados por una regulación que no ha empezado más que a dar sus primeros pasos.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: