Javier Écija y Beatriz Martínez repiten pódium en una ‘III The Cañamon Bike Race’ de récord, en Budia

/COMUNICAE/

Se disputó en la mañana de ayer, domingo, en un circuito que estrenaba variaciones, como la espectacular subida de Alhóndiga que hacía poner pie a tierra a la mayoría de los bikers, que no ha defraudado a nadie. La prueba ha registrado el récord en las tres ediciones que ha disputado hasta la fecha, con 237 participantes

Javier Écija y Beatriz Martínez han calcado el pódium del año pasado este fin de semana en la general de la ‘III The Cañamon Bike Race’, disputada en Budia. Al mismo tiempo la carrera ha sido la cuarta  prueba del Circuito MTB de la Diputación Provincial de Guadalajara. La próxima cita del circuito es Pastrana (26 de mayo) y Mondéjar (22 de octubre).

Organizada por el Club Alcarria Racing Bike y por el Ayuntamiento de Budia, con una participación  de 237 bikers, la carrera lograba su récord de inscripción y participación con casi 100 corredores más que el año pasado. La organización, impecable, ha ido superándose año tras año. Y lo mismo ocurría con la afición, que se ha volcado con los ciclistas en todos los pueblos por los que ha pasado la carrera, pero también, incluso, en sendas y caminos donde a lo largo del trazado, siempre hubo presencia de público.

La carrera, puntual como siempre, salía a las 9:30 horas de la mañana desde la Plaza de España de la localidad alcarreña. Antes, ambientazo en previo a la carrera, con el bar del pueblo repleto.

En la salida de la carrera estaba el alcalde de Budia, David Nicolás, el director logístico del circuito, Javier Fernández, el director de carrera, Antonio del Castillo, y también, como homenaje a su trabajo, los dos motoristas que han acompañado la prueba abriéndola y cerrándola.  La cuenta atrás, coreada por el público, la hacía, como siempre, el animador de la carrera, Raúl Estecha, con el Thunder, de AC/DC de fondo. Por delante, el BMW eléctrico de Auto Premier, uno de los patrocinadores de la carrera, encabezando la salida neutralizada.  Diez minutos más tardes, salía la categoría de e-Bikes.

Los bikers comenzaban, como en 2023, a pedalear en dirección a El Olivar ascendiendo por la tradicional subida de la Fuente Larga.  Sin embargo, la organización sólo ha mantenido, en parte, el trazado del año pasado, introduciendo modificaciones significativas que han sido del agrado de los competidores. No en vano, y como reconocen los participantes, la variedad de paisajes, sendas y el terreno maravilloso de La Alcarria ofrecen multitud de alternativas, a cuál más atractiva, para estas carreras MTB del Circuito de la Diputación de Guadalajara. El recorrido viraba hacia El Olivar, Durón, Auñón, Berninches y Alhóndiga, donde les esperaba una nueva y espectacular subida en senda, con dirección al depósito del agua, que hacía echar pie a tierra a muchos bikers, antes de regresar a la meta de Budia.

La ruta larga, de 49 kilómetros, acumulaba un desnivel positivo de nada menos que 1.300 metros, siendo por ello una de las más duras, como reconocían algunos de los participantes en meta,  de las nueve con las que cuenta el XI Circuito de Guadalajara este año. La ruta corta, de 28 kilómetros, y un desnivel de 400 metros era mucho más asequible. En la salida, la temperatura era de 12 grados. A lo largo de la mañana, el sol llegó a picar. Durante la entrega de trofeos, el mercurio llegaba hasta los 25ºC.

Javier Écija (Suzuki Madrid rock Garden), al que se veía fino y confiado desde primera hora de la mañana, era el primero en cruzar la meta, con un tiempo de 2h 13´41″.  El vencedor había seguido su rutina de tomarse sólo un café con leche y unas tostadas con aceite antes de afrontar la carrera. Después de haber competido en la Vuelta a León el pasado fin de semana, sus sensaciones eran infinitamente mejores que en Valdesaz. El chaval ha cambiado su orientación laboral, abriendo ahora una tienda de bicicletas, por lo que no puede entrenar tantas horas, pero su clase y juventud, le daban ayer una superioridad incontestable.

Écija no salía en el cajón de los primeros. Le tocó remontar, algo que lograba al terminar la primera subida a la Fuente Larga. «Lo he conseguido ya coronando, en el pequeño tramo de asfalto de la carrera, antes de llegar a El Olivar», contaba en meta. Especialista en el descenso, donde siempre se la juega, con una técnica depurada a la que acompaña un arrojo como el de pocos, lograba tomar distancia. Además, en ese instante de carrera, Rafa Revuelta derrapaba, con la mala fortuna de chocar con Juanjo Muñoz. El incidente hizo caer a Muñoz, que se repuso enseguida. «Pregunté y me dijeron que seguían en carrera sin problemas», añadía el vencedor. Écija se fue probando en las siguientes subidas, «porque no sabía cómo iba a responder».  A la altura de Alocén, la diferencia con los perseguidores, era de más de un minuto. En Alhóndiga, de 2´48″.  No quedaba más que dosificar los esfuerzos hasta meta, «apretando en los llanos para evitar que la unión del grupo acabara con mi ventaja», señalaba.

El corredor sacedonero siempre tiene palabras de elogio para la organización. «Cada año mejoran la carrera. Han quitado una subida del principio, que era muy exigente. Para mi gusto, un acierto total. Y han incluido nuevos tramos, como el de Alhóndiga, en el que íbamos ‘cresteando’ la ladera del monte. Una pasada, como el marcaje, que estaba perfecto», añadía.

Centrado en sus bicis, Écija quiere darle más importancia al XCO en lo que queda de temporada, pero «las carreras del circuito me vienen muy bien. Están cerca de casa. Son mis entrenos, y seguiré viniendo», terminaba.

Segundo ha sido en meta Juanjo Muñoz (Flop CMC Sapim), que llegaba a meta 3´38″ después que el ganador. «Después de la salida, se formó un grupo grande. Y, en la primera senda hubo un enganchón del que salí perjudicado. Al final, pude remontar y llegar otra vez a la cabeza de carrera, con seis bikers», contaba en meta. Muy sólidos y competitivos, ninguno daba su brazo a torcer, siempre con «un ritmo fuerte, haciendo la goma, con escapadas y ‘danto palos’, como decimos en el argot», seguía Muñoz.

En la última bajada, entre Berninches y Budia, es donde decidían los otros dos cajones del pódium. «Rafa Revuelta ha estado muy activo hoy, tirando del grupo. En la última bajada, he cogido la posición,  y me he hecho con unos metros que me han servido para hacer segundo», señalaba. Celebró su puesto como si de una victoria se tratara. Sobre la carrera, Muñoz decía que «La Alcarria nunca defrauda» y sobre el nivel de este año, «creo que estamos todos muy parejos, la distancia es mínima, pero en realidad se trata de disfrutar y pasarlo bien», señalaba, en alusión al vencedor final.

Tercero ha sido Rafael Revuelta (Ceballos Eload Racing Team), que en ningún momento, salvo en los instantes finales, perdió comba con los de arriba. Paraba el crono en 2h 18´01″. «Hemos estado luchando toda la mañana,  conocía parte del recorrido, y no me venía muy bien, porque todavía estoy un poco pasado de kilos. Poco a poco me voy entonando», contaba en meta con sinceridad. Revuelta reconocía la superioridad de Écija hoy, especialmente en los descensos. «Es imparable cuesta abajo. Cuando se marchó, hicimos grupo para perseguirlo juntos», añadía.  En los últimos kilómetros, Muñoz se fue, tambien bajando, y, en el sprint final, Revuelta se hacía con la victoria, «sacando mi punch final». Con su tercer puesto, venciendo en su categoría (Máster 30), Revuelta se afianza como líder, siempre con el objetivo de  ganar la general, pero sin renunciar a la victoria en una de las carreras. «Voy a por Pastrana», terminaba.

Beatriz Martínez (Ceballos Eload Racing Team) ganó su tercera carrera en féminas -todas las que ha disputado-, sufriendo mucho sobre la bici, con un tiempo de 2h 50´50″. Se notaba que no le va el calor, pero su esfuerzo tuvo premio. «Desde el primer momento empecé fuerte, en la primera subida larga, pero pasándolo mal y sufriendo», señalaba. Como en Valdesaz, tuvo que superar, esta vez un percance mecánico, que le hizo perder algunos minutos. «Pero hemos tirado fuerte para recuperar el ritmo, y no he visto a ninguna chica en la carrera», afirmaba. La cifontina ha ido de menos a más. «Lo peor ha sido el principio. Salí un poco fría, hasta que encontré el golpe de pedal. Me ha costado», decía, como también el «‘rampón’ final, llegando a meta».

Segunda era María Sancho (Independiente), que cubría hoy su primera prueba del circuito, estrenándose en Budia, como ya hiciera el año pasado, entonces después de su maternidad.  «La carrera ha sido dura. El terreno estaba perfecto; el paisaje, precioso. Ésta es la mejor época para correr. La organización ha cambiado  un poco el circuito, pero lo hemos disfrutado igualmente. Hemos hecho nuestra carrera, porque Beatriz Martínez está muy fuerte. Veníamos a pasarlo bien. Y eso hemos hecho», señalaba la subcampeona, para terminar dando la enhorabuena a la organización. «Les doy un diez», zanjaba.

Isabel González (Grupo Deportivo TST) hacía tercera, después de correr en Budia por primera vez, si bien ya conocía el circuito. Igualmente Isabel destacaba, entre otras cosas, el calor de la afición. «Los voluntarios nos han animado y dirigido en todo momento», afirmaba.

El director de carrera volvía a ser Antonio del Castillo, quien ha diseñado el circuito como hace él, siendo permeable a las sugerencias de los corredores. «Estamos muy orgullosos y contentos con el resultado de esta carrera. En Budia, la gente se vuelca y la acogida es fantástica», decía satisfecho en meta. Así, el director de carrera ha mantenido parte del recorrido, «pero le hemos dado un plus, intentando que, además de que sea una de las más duras del circuito, sea también de las más bonitas». Del Castillo agradecía especialmente la colaboración del Ayuntamiento de Alhóndiga. «Han recuperado sendas forestales para hacer más atractiva la carrera, y subir al depósito», reconocía, para terminar dando las gracias a todas las instituciones y voluntarios que hacen posible el circuito. Y lo mismo hacía el alcalde de Budia, David Nicolás. «Ha sido un día perfecto de MTB. Hemos contado con más de 50 voluntarios en una carrera que sigue creciendo. Ha sido un bonito día de deporte. Aprendemos poco a poco, y mejoramos. Agradecemos a la Diputación su confianza y por supuesto al pueblo de Budia su generosidad y participación. Seguiremos con ello», terminaba. Uno de los voluntarios ha sido, un año más, Roberto Gómez, el motorista que encabezó la prueba y que dio la salida protocolaria. Gómez se mostraba orgulloso de su pueblo, y también sorprendido por la capacidad física de los ciclistas.

Bikers y acompañantes han podido reponer fuerzas en la llegada con un suculento bocadillo de chorizo de la olla y un refresco. El éxito de la carrera no hubiera sido posible sin la implicación también de Cruz Roja y del equipo Eload, en quien la Diputación ha confiado la organización del circuito. Además, y para esta carrera, también se ha contado con el patrocinio de la empresa Totto, que obsequió con producto a los ganadores de algunas de las principales categorías.

Todas las categorías
En Junior, el vencedor ha sido Mateo Alcivar, con 2h 31´58″. En Sub 23, el vencedor ha sido Roberto Fernández (2h 31´58″); En Elite, Javier Écija, con 2h 13´41″; en Máster 30, Rafael Revuelta (2h 18´01″); en Máster 40, Juanjo Muñoz (2h 17´19″); en Máster 45, Néstor González (2h 18´22″); en Máster 50, Roberto Fernández (2h 25´04″); en Veteranos, Francisco Javier Gordo (2h 38´25″); en Féminas Elite, Beatriz Martínez (2h 50´50″). En la general de la Ruta Corta el primero ha sido un chaval infantil de La Alcarreña de Ciclismo, Marcos Sebastián (1h 17´59″). El equipo ganador de la competición ha sido el Ceballos Eload Racing Team. En E-Bike, el ganador ha sido Víctor Azcona, con un tiempo de 2h 09´24″.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: