El emprendimiento y las nuevas capacidades para la economía social, a debate en la URJC

/COMUNICAE/

En el IX Encuentro Universidad, Cooperativismo y Economía social en la Comunidad de Madrid organizado por FECOMA, la Universidad Rey Juan Carlos, la Escuela de Especialización Profesional y la Cátedra de Economía Social en la Universidad Complutense

FECOMA celebró en el salón de grados de la Universidad Rey Juan Carlos, en su campus de Vicálvaro, el IX Encuentro Universidad Cooperativismo, Economía Social en la Comunidad de Madrid.

El encuentro, que contó con un sobresaliente elenco de ponentes, y por lo tanto de conferencias y mesas redondas, se centró este año en el emprendimiento y analizó la contribución de la Economía Social en este sentido, así como  las nuevas capacidades necesarias para competir y liderar el emprendimiento en Economía Social.

El director de las jornadas, Fernando Sacristán, catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad Rey Juan Carlos y miembro de la escuela de especialización profesional EESCOOP, destacó la colaboración institucional que da origen a las Jornadas. «Son fruto de la colaboración entre FECOMA, la URJC y tanto la Escuela como la Cátedra de Economía Social de la Universidad Complutense», destacó.

Sobre el argumento central del Encuentro, el  emprendimiento,  y los valores que a él puede aportar la Economía Social, Sacristán afirmó que «asistimos a un momento de transición, de cambio de modelo», en el que, a su juicio, «es fundamental una mayor colaboración entre los particulares y la administración». Asimismo, el director destacó que, dentro del propio movimiento de la Economía Social, «es el momento de encontrar líderes afronten con compromiso el cambio tecnológico desde los principios y valores cooperativos».

Correspondió a la decana de la Facultad de Derecho de la URJC, Teresa Enciso, ejercer el papel de anfitriona.

Presentó el evento el presidente de FECOMA, Carlos de la Higuera.

El presidente de FECOMA recordó que, en este momento, «sopla viento favorable», puesto que el Consejo de la Unión Europea ha acordado una recomendación en torno a la Economía Social, con el objetivo de promover la inclusión social y el acceso al mercado laboral de las personas que desarrollen este tipo de actividades, de manera que los estados miembros son instados a tomar medidas que reconozcan y apoyen su rol.

De la Higuera se centró después en lo local.  «El Ayuntamiento de Madrid hace tiempo que se ha implicado en la promoción y colaboración con la Economía Social, algo que ahora la CE considera una recomendación, creando un ambiente favorable a la colaboración público-privada», señaló, como también destacaba Sacristán.

Por su parte, Oscar Romera, coordinador general de Economía, Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, recordó que en Madrid existen 7.345 entidades relacionas con la Economía Social, 522 cooperativas, 631 sociedades laborales, 50 centros especiales de empleo, 12 empresas de inserción laboral, 90 iniciativas ciudadanas de economía social, 6.000 fundaciones y asociaciones, dando con ello una idea de la dimensión del sector en la región -en torno al 8% del PIB-. Pero también puso el acento en otros aspectos, alejados de lo puramente económico. «La Economía Social se dirige a la promoción de la solidaridad, con un fuerte compromiso con valores como la igualdad de género, el desarrollo local, la igualdad de oportunidades, la cohesión social, la conciliación o la sostenibilidad del territorio, unos valores que vienen impulsado desde hace 50 años», destacó Romera. Por lo tanto, y como conclusión de su intervención, apuntó que los poderes públicos «no deben estar menos comprometidos con estos valores», abogando, como Sacristán y De la Higuera, por una colaboración público-privada, que el Ayuntamiento de Madrid ya desarrolla en la región, a través de FECOMA, y que tiene el propósito de intensificar, anunció, en la misma mesa de presentación.

En una interesante conferencia inaugural, Antonio Serrano, coordinador de Digitalización, Innovación de la FCIP de la URJC afirmó que se abre una ventana de oportunidades con la formación en competencias digitales de la mano de la transversalidad y la posibilidad de combinar los distintos conocimientos, yendo hacia lo que denominó como «renacentismo digital». Y, a propósito del escenario de incertidumbre que había ya esbozado Carlos de la Higuera en la presentación, argumentó, como solución, que es necesario aplicar las tres «es», que luego se resumen en una cuarta e. La primera es la e del esfuerzo, las cosas que valen cuestan. La segunda, es la ética. Tenemos que ser ejemplares, tenemos que ser esos líderes que sirven a los demás y que son un ejemplo. La tercera e es la de la excelencia.  «Frente a la incertidumbre, la excelencia es maravillosa, porque nunca cambia. Excelencia o nada», afirmó. Y todas estas se agrupan en la e de educación. «De ahí la tristeza de que esté tan mal tratada muchas veces por las instituciones, porque un país en mi opinión solventaría el 90% de sus problemas con tres cosas: salud, educación e innovación e investigación y desarrollo», señaló.

Y, para terminar, citó a un exrector de la Universidad de Harvard, Derek Bok, cuando dijo: «Si usted cree que la educación es cara, pruebe con la ignorancia».

El IX Encuentro se articuló después en torno a tres mesas redondas. La primera se centró en las capacidades del emprendimiento colectivo para enfrentar los retos de la trasformación hacia una economía verde, digital y social.

La segunda mesa redonda analizó el papel de los programas de apoyo al emprendimiento.

La tercera mesa redonda se centró en el fomento de emprendimiento: diversidad de organizaciones y actividades.

Además de las entidades organizadoras, el Encuentro contó también con la cofinanciación de la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo y se enmarca dentro del convenio de subvención entre esta entidad y FECOMA para el fomento del cooperativismo en la Comunidad de Madrid.

En el desarrollo de esta actuación también colaboran la Fundación GSD, el Grupo Cooperativo Cajamar, y Seryes.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: