El chef medieval de 2023 se decidirá en Hondarribia el día 28 de octubre

/COMUNICAE/

Los chefs aspirantes han ganado los concursos celebrados en sus localidades. Son Gorka Irisarri de Hondarribia; Cristian Solana de Laguardia, Ibán Garin de Estella-Lizarra; Benilde Soria de Almazán; Irene Gómez de Sigüenza; Severiano García de Jerez de los Caballeros y Hélder Ramilo de Mil-Homens en Marvão

La Red de Ciudades y Villas Medievales celebrará su XV Concurso de Pinchos y Tapas Medievales en la bellísima localidad guipuzcoana de Hondarribia el próximo 28 de octubre.

En él, siete chefs, representando a cada una de las ciudades y villas que integran la Red, competirán por convertirse en el chef medieval 2023, y por suceder al campeón del año 2022, Adur Arrieta, de Tatapas Gastroteka, que lo consiguió en Marvão.

El concurso no es el típico de pinchos. Tiene varios aspectos que lo diferencian. En primer lugar, no se pueden utilizar ingredientes posteriores al descubrimiento de América, lo que aguza el ingenio de los chefs a la hora de crear sus joyas culinarias en miniatura. Lo que si pueden usar son técnicas de cocina modernas.

Por otro lado, los pinchos y tapas representan siempre la esencia de la tierra de cada cual, tanto monumental como gastronómicamente, y suelen ser, como ocurre en 2023, un compendio de lo mejor de cada tierra.

Los aspirantes de año 2023 se han ganado, de manera previa, los concursos de la Red celebrados en sus localidades a lo largo del año. Son, de norte a sur, Gorka Irisarri de Gastroteka Danontzat en Hondarribia (Gipuzkoa); Cristian Solana de Restaurante El Puntido en Laguardia (Álava), Ibán Garin de Bar Restaurante Bienara en Estella-Lizarra (Navarra); Benilde Soria de Bar Lacalle en Almazán (Soria); Irene Gómez Perdigón de Pastelería Gustos de Antes en Sigüenza (Guadalajara);  Severiano García de Hotel Oasis en Jerez de los Caballeros (Badajoz) y Hélder António Ramilo Pires Del Restaurante Mil-Homens de Marvão (Portugal).

El concurso se celebrará en la Sociedad KLINK Elkartea, de Hondarribia. Además, el concurso es también una iniciativa turística que une y hermana a la Red Medieval y la hace más atractiva. Hondarribiarras y visitantes podrán, ese fin de semana, probar los pinchos a concurso en diferentes bares de la ciudad gipuzkoana, haciendo su propia ruta de pinchos medievales procedentes de toda la península ibérica en la ciudad.

La ruta del pincho medieval se podrá degustar el sábado 28 de octubre, y el domingo 29 de octubre, al precio de 4 euros (pincho más cerveza, vino o agua),

La belleza de Hondarribia, un ingrediente más de la Ruta del Pincho Medieval
Hondarribia atesora un rico legado histórico. A las ya conocidas Murallas, Casco Histórico, barrio de Pescadores, o Fuerte de Guadalupe entre otros, desde el año pasado se está trabajando en la recuperación y puesta en valor del Castillo de San Telmo. Tras la exitosa apertura a la ciudadanía con las visitas guiadas, próximamente se trabajará junto a los y las hondarribiarras para darle un futuro uso que refuerce aún más el legado histórico de Hondarribia.

Si por algo son conocidos Hondarribia y Euskadi es por su gastronomía. Cualquier visitante se enamorará de su cocina, de los productos y de los platos, y aún más si visita la localidad el fin de semana del concurso de pinchos medievales.

El olor del mar se cuela en las cocinas hondarribiarras, con merecida fama de preparar la mejor sopa del pescado del mundo. Los productos del mar son los grandes protagonistas pero también los son las carnes de la zona, reconocidas por su excelencia y calidad. Vanguardia y tradición. Platos de siempre como las kokotxas de merluza, el marmitako o el txangurro son algunas recomendaciones a degustar para todos los visitantes a Hondarribia, y, por supuesto, ese fin de semana, también los pinchos y tapas medievales.

Sobre la Red Medieval
La Red de Ciudades y Villas Medievales es una iniciativa turística pionera que  integra a siete municipios de España y Portugal con un importante patrimonio medieval como son Almazán (Soria),  Estella–Lizarra (Navarra), Hondarribia (Gipuzkoa), Jerez de los Caballeros (Badajoz), Laguardia (Álava), Marvão (Portugal) y Sigüenza (Guadalajara).

Su objetivo es promocionar y difundir el rico legado histórico de estas ciudades y villas, donde su pasado medieval ha llegado hasta el día de hoy, a través de su historia, su arquitectura, sus leyendas y su literatura.  El exitoso Certamen Internacional de Pinchos y Tapas Medievales que se celebra anualmente con la participación de un representante de cada localidad y el proyecto de turismo deportivo Red_Corriendo el Medievo que une la experiencia histórica con el placer de hacer deporte son un ejemplo de las iniciativas turísticas de la Red de Ciudades y Villas Medievales. Pero hay mucho más, como el proyecto En Clave de RE-D, del que forman parte siete conciertos consolidados en las ciudades y villas medievales. www.villasmedievales.com

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: