El centro de Masajes en Marbella, Casa Masa, desvela las ventajas de los masajes

/COMUNICAE/

«De todos los sentidos la vista es la más superficial; el oído, el más orgulloso; el olfato, el más voluptuoso; el gusto, el más supersticioso e inconstante; el tacto, el más profundo». Por ello estas navidades se pueden regalar sensaciones que despierten los cincos sentidos

La época más esperada del año ya ha llegado. La Navidad es sinónimo de familia, tradición, ilusión, nostalgia y también de regalos.

A veces regalar es fácil, pero en esas ocasiones en las que se quiere regalar algo especial y salir de lo típico y dejar huella, la cosa puede tornarse complicada. En estos casos, lo ideal es apostar por regalos que no pueden envolverse y regalar experiencias. Y es qué…¿A quién no le gusta viajar, deleitarse con una comida en buena compañía, mimarse con una sesión de belleza y bienestar o subir los niveles de adrenalina con una experiencia inolvidable o despertar sus cincos sentidos con un buen masaje?

El centro de masajes en Marbella, Casa Masa, desvela los beneficios de recibir un buen masaje.

Entre los beneficios del masaje están:

  • Reducir el estrés.

  • Ayuda a mejorar el aspecto de la piel en líneas generales.

  • Disminuye los dolores al mejorar la circulación de la sangre.

  • Descontractura y relaja los músculos; ya que aumenta la circulación de la sangre.

  • Reduce el ritmo cardíaco y disminuye la presión sanguínea.

  • Fortalece el sistema inmunitario. Esto es porque los masajes promueven una sensación de bienestar tanto físico como mental.

En este centro de masajes en Marbella, ofrecen una amplia carta de masajes: masaje tántrico, masaje asiático, masaje thai, masaje en pareja, ayurveda…

Vista, gusto, olfato, oído, tacto… si se quiere tanto a alguien como para querer que experimente una sensación única que arrebate sus cinco sentidos, estas navidades, se pueden regalar masajes. Quien ha visitado el centro de masajes en Marbella, Casa Masa, sabe que es el lugar idóneo para los amantes de nuevas emociones.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: