Digitalizar cintas de vídeo, un trabajo artesanal y cada vez más buscado, según Globamatic

/COMUNICAE/

Es muy probable que los más veteranos tengan en su hogar varias cintas de video de diferentes formatos guardados en armarios o cajas en el sótano, olvidadas o en la casa de los padres o los abuelos. Lo más probable es que si uno vuelve a desempolvar esos recuerdos, desee volver a darles una nueva vida digital. Una empresa de digitalización explica el procedimiento artesanal a la hora de digitalizar cintas de video

El mundo de las cintas de video es completamente diferente al que se vive actualmente, donde con un simple clic en el teléfono móvil se puede conseguir un video. Cuando las cámaras antiguas hacían su magia, hacía falta todo un proceso de enfoque, cuidado de la luz, etc. A partir de los 2000, cuando apareció en el mercado la primera cámara de video digital, todo dio un giro de tuerca. Hoy en día esas antiguas cintas de video corren el peligro de quedarse obsoletas.

En especial las cámaras de vídeo de los años 80 y 90 se van estropeando por el natural paso del tiempo. Aquella cámara estupendamente guardada durante años se encenderá hoy con la sorpresa de que ya no es capaz de funcionar, o incluso estropea la cinta al tratar de reproducirla. No solo no se puede visualizar la cinta de video sino que incluso se pueden perder valiosas imágenes con una videocámara que no funcione adecuadamente. Para volver a disfrutar de estas cintas de video existen empresas como Globamatic, experta en recuperar recuerdos.

Globamatic, una empresa que ofrece un servicio profesional de conversión de formatos audiovisuales antiguos a formatos más actuales, explica la importancia de rescatar esos recuerdos contando con una mano profesional y experta. Según Globamatic, la ventaja principal de convertir esas cintas de video a un formato más actual es que se puede acceder a ese material audiovisual de forma mucho más sencilla, compartir estos recuerdos con la familia y disfrutarlo en cualquier momento que se desee. No obstante, Globamatic advierte que este trabajo no lo puede llevar a cabo cualquier persona y que es un trabajo artesanal que se realiza de forma cuidadosa.

«Cuando quieres recuperar un material analógico es complicado si no dispones de las herramientas adecuadas y de los dispositivos necesarios y si los tienes, es muy probable que dañes ese material audiovisual y quede irrecuperable. En estos casos lo mejor es dejar esa tarea en manos de profesionales con experiencia y que disponen del material adecuado para ello. En Globamatic disponen del material técnico y profesional para convertir las cintas de video en un formato más actual», explica la empresa digitalizadora.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: