Un danzón para el siglo XXI

La defensa de nuestras raíces no puede quedarse jamás en un segundo plano y para eso resulta imprescindible la aplicación consciente y ordenada de la política cultural, como garantía de salvaguarda y difusión de esas tradiciones más autóctonas

Ir a la fuente
Author: Leidys María Labrador Herrera

Powered by WPeMatico