Sosa destraba la Trova

Destrabando la trova, proyecto dirigido por el cantautor Eduardo Sosa, llega a las Romerías de Mayo, en esta ciudad, para poner la “sangre caliente”, porque como afirmó el trovador, este es un espacio para preguntar sin temores y defender y divulgar el legado artístico de Cuba.

Bajo la premisa de tener un encuentro con trovadores de diferentes generaciones y tendencias para sostener intercambios, esta oportunidad enriquece la mayor fiesta de juventudes artísticas de la Isla, pues ha permitido un diálogo sobre la vida y obra de figuras como Gerardo Alfonso y Polito Ibáñez.

Sin embargo, Destrabando… ha propiciado mucho más que el hecho de conocer y profundizar sobre los artistas invitados, porque ha posibilitado la discusión certera y el análisis profundo en torno a la música cubana y a su sello distintivo en el mundo.

Durante estos debates, en los que nunca ha faltado el buen humor, la risa, las canciones y, sobre todo, la reflexión, Sosa subrayó la necesidad de propiciar nuevos espacios para el desarrollo y promoción de esa expresión musical -uno de los principales objetivos del proyecto que en esta ocasión constituye uno de los “platos fuertes” de este megaevento.

Hoy continúa la trova para brindar lo mejor, cantarle a la vida, a la Patria, al amor y al desamor, a lo bueno y a lo malo, porque el trovador es un retratista de su tiempo, señaló el artista, quien es considerado una de las más auténticas voces entre los defensores contemporáneos de ese género tradicional.

Asimismo, este hombre que ha compartido sus acordes con músicos de la talla de Ana Belén, Fito Páez y Silvio Rodríguez, expresó que para él la trova es una sola, lo que todo el mundo ha cantado con los signos y aspiraciones de cada época.

Sencilla, pero a la vez encantadora, resulta la propuesta de Sosa en Romerías…, un músico forjado en las descargas de Compay Segundo, Eliades Ochoa, Sara González y muchos otros \”grandes\” que escuchó en la Casa de la Trova de Santiago de Cuba.

En Destrabando la trova se respira y se siente el compromiso ético y estético del autor del conocido tema A mí me gusta, compay; de ahí que en esta edición 24 del festival internacional de juventudes artísticas, el trovador pretenda impulsar, también, el trabajo de los músicos jóvenes.

Publicado por Tania Rendón Portelles en TVSantiago.icrt.cu