Orientaciones para el turista religioso

Aboru aboye! Mis mejores deseos para quienes lean estas líneas y las comenten en su entorno, porque aportarán información a los turistas religiosos y ayudará a mantener nuestras tradiciones afrocubanas en movimiento creciente en todos los aspectos.
En este tiempo, con el aumento del turismo, es muy común que acudan a Cuba extranjeros interesados en las prácticas religiosas afrocubanas y sus rituales e iniciaciones, como resultado de la acción de los cubanos en esos entornos.
Si es su caso, ha escogido bien, pues Guanabacoa, Regla, La Cuevita, Los Pocitos o Buenavista, entre otros barrios habaneros; así como Matanzas y Jovellanos, son de los mejores lugares para realizar con efectividad sus aspiraciones, siempre que tenga en cuenta ciertos detalles importantes.
Veamos algunos: No en todos los lugares, ni casas (línea que rige), se siguen los mismos principios para la práctica.
Hay turistas que no entienden ni soportan el sincretismo (católico-afrocubano) que aún mantienen muchos omolorisas cubanos, por el que se hace referencia a una deidad católica para dirigirse a una africana y, que incluye en muchos casos, una visita a la iglesia católica antes de la iniciación afrocubana.
Conviene recopilar toda la información que aportan los rituales, pues será indispensable para realizar las ofrendas posteriores en su país de origen, y como saben, la comunicación es difícil y costosa. Informarse sobre las costumbres religiosas del lugar donde se inicien y analizar su adecuación a las costumbres de su país, para evitar problemas.
Estos detalles, entre otros, permitirán respetar la línea de la casa religiosa en la que se inicien, para conseguir el mejor resultado personal.
Y hasta aquí por esta vez!
Okanbi